• Rejuvenecimiento facial

    Rinoplastia sin cirugía

    read more
  • Remodelación corporal

    Celulitis – Remodelación Corporal

    read more
  • Promos

    Para que no dejes de sentirte bien.

    read more
  • Plataforma láser

    Salud y estética

    read more
  • Factores de Crecimiento (PRGF)

    Uno de los tratamientos más revolucionarios

    read more

Hilos tensores

Uno de los objetivos en el rejuvenecimiento facial es el reposicionamiento de los tejidos, que a lo largo del tiempo van perdiendo su sitio.

La tendencia, observada en los últimos años, es la aparición de un grupo de pacientes cada vez más jóvenes que sin precisar procedimientos quirúrgicos optan a técnicas dermoestéticas para el rejuvenecimiento facial. Este tipo de pacientes desean que los procedimientos no dejen cicatrices y obtener un rejuvenecimiento que muestre una mirada juvenil (atrás quedan las técnicas que cambiaban el contorno natural y la fisonomía del paciente) que ahora es posible gracias a las técnicas con “hilos de alzamiento”.

Estos hilos-alzamiento son suturas particularmente diseñadas que se implantan en los tejidos hipodérmicos. Allí se insertan en la trama de tejido conjuntivo elevando y recalibrando las áreas que presentan ptosis (caída gravitatoria de los tejidos) y, por consiguiente, restaurando los contornos y elevando las estructuras faciales.

Los hilos de sustentación, pueden ser reabsorbiles o no reabsorbibles (oro, polipropileno, poliláctico…). El hilo reabsorbible desaparece en alrededor de un año, pero el efecto conseguido se mantiene por más tiempo debido a la fibrosis generada por el mismo en el tejido hipodérmico.

Según el tipo de espículas del hilo, que sirve para que se anclen en el tejido, pueden ser unidireccionales o bidireccionales. Si se dejan libres dentro del tejido se denominan “flotantes”, y si se sutura en un extremo, son con anclaje. Los novedosos hilos bidireccionales con conos nos han aportado sencillez en el procedimiento y mejorar los resultados.

En definitiva, lo que buscamos es la elevación del estructuras, con más definición del óvalo facial, reposicionamiento de pómulos y/o definición de cuello.

La utilización de los hilos puede combinarse con otras técnicas dermoestéticas con el fin de buscar sinergias y obtener el rejuvenecimiento deseado por el paciente y por el médico. Las técnicas que se están utilizando de forma combinada son: PRP (Factores de Crecimiento Plaquetario), los rellenos dérmicos y subdérmicos, la toxina botulínica, tratamientos láser e IPL, peelings químicos y físicos, mesoterapia,carboxiterapia, entre otros.

hilos-tensores

Pretratamiento: evitar ingesta de anticoagulantes (aspirina, etc..), la colocación de una crema rica en vitamina K y medicación homeopática para evitar hematomas, que de todas formas son escasos o nulos.

Tratamiento: Dependiendo de las zonas que se traten, alrededor de una hora.

Post-tratamiento: Se pueden colocar (no es indispensable), unas tiras adhesivas durante un par de días en las zonas tratadas para evitar la excesiva movilidad y desplazamiento de  los hilos, ya que la fibrosis que se produce alrededor de los mismos es clave en el éxito del tratamiento, siendo muy importantes las primeras semanas. Se recomienda dormir boca arriba y evitar la gesticulación exagerada, así como la tracción cutánea de cualquier tipo.